Cuidados de la seda

Todas mis piezas deben ser lavadas a mano, en agua fría, con muy poca cantidad de jabón para ropa fina. No retorcer. No limpiar en seco. No usar lejía. No remojar. Envolver en una toalla para quitar el exceso de agua. Planchar por el reverso, semi húmeda, protegida por una tela, en la temperatura indicada para seda en la plancha. No usar temperaturas altas! Evitar guardar en bolsa plástica y la luz solar.